sábado, 13 de septiembre de 2014

Hoy el Señor resucitó (Alegría y paz hermanos que el Señor resucitó)


Hoy el Señor resucitó
y de la muerte nos salvó.

Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.

Porque esperó Dios le libró
y de la muerte lo sacó.

Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.

El pueblo en Él vida encontró,
la esclavitud ya terminó.

Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.

La luz de Dios en Él brilló,
la nueva vida nos llevó.

Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.

Con gozo alzad el rostro a Dios,
que de Él nos llega la salvación.

Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.

Todos cantad: ¡aleluya!
Todos gritad: ¡aleluya!

Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Oración para salir de viaje o de la casa todos los días


El Espíritu del Señor va delante de mí, haciendo seguro y exitoso mi camino.

Donde quiera que esté yo, Dios está conmigo.

Amén.
----------
Oración enviada por Julio Ernesto Almeida Alba.

sábado, 30 de agosto de 2014

María Santísima glorificada


María Santísima glorificada, de todo ángeles cercada,
ya supimos que pariste, a todos nos recogiste
recógeme a mi Señora, soy alma pecadora,
sois escalera del cielo, arca de la trinidad,
donde se consagra la Hostia, pregunta cómo se llama,
se llama el niño Jesús que está clavado en la cruz.

Esta oración rezaré todos los viernes del año,
el que la sabe y no la enseña
y el que la oye y no la aprende
el día del juicio sabrá
lo que esta oración contiene.

Amén.
----------
Esta oración ha sido enviada por Micky Patty y se la enseñó su tío abuelo.

jueves, 10 de julio de 2014

Oración al Beato Padre Eustaquio van Lieshout


Señor Jesús, Salvador nuestro,
te damos gracias porque en todo tiempo
das a tu Iglesia pastores según tu Corazón,
y en el beato Padre Eustaquio has manifestado
la misericordia por los pecadores,
la predilección por los pobres y enfermos,
y el amor por el Corazón de María.

Bajo su ejemplo y por su intercesión,
te pedimos que nos concedas
vivir en la fidelidad
a tu proyecto de amor por nosotros
de hacer de la Eucaristía
el centro de nuestras vidas
y de sentir predilección por los enfermos.

Amén.
----------
El Padre Eustaquio van Lieshout nació en Aarle Rixtel (Holanda) en 1890. Ingresó en la Congregación de los Sagrados Corazones en 1915 y fue ordenado sacerdote en 1919. En 1924 fue enviado a Brasil donde dedicó su vida a los pobres y construyó una gruta en honor a la Virgen de Lourdes. Pronto se comenzó a a hablar de curaciones milagrosas. Falleció en Belo Horizonte (Brasil) en 1943. Fue beatificado en el año 2006, su festividad se celebra el 30 de agosto.

domingo, 6 de julio de 2014

Oración a San Damián de Molokai


Dios de misericordia,
te damos gracias por Damián de Molokai,
hermano universal,
padre de los leprosos,
hijo de los Sagrados Corazones.

Tú inspiraste en él
un amor apasionado por la vida,
por la salud y la dignidad
de los que halló caídos
al borde del camino.

Gracias porque, como Jesús,
supo amar hasta el extremo.
Gracias porque, como María,
supo entregarse sin reservas.

Gracias Padre, porque en Damián
sigues suscitando la santidad
y la pasión por tu Reinado.

Amén.
----------
San Damián de Molokai nació el 3 de enero de 1840 en Tremelo (Bélgica). A los 18 años ingresó en la Congregación de los Sagrados Corazones. Tras ser ordenado sacerdote es enviado, como misionero, a la gran isla de Hawai. Tras estallar una epidemia de lepra, los leprosos son confinados en la isla de Molokai. Se presenta voluntario para ir a la isla y, el 10 de mayo de 1873, desembarca en Molokai y consigue transformarla. Murió, leproso, el 15 de abril de 1889, exclamando: "¡Qué dulce es morir hijo de los Sagrados Corazones!". Fue canonizado, en Roma, el 11 de octubre de 2009.

lunes, 16 de junio de 2014

Oración a la Virgen de Medjugorje (María Reina de la Paz)


¡Oh Corazón Inmaculado de María!, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros.

Haz que la llama de tu Corazón descienda sobre todos los hombres.

Imprime el amor verdadero en nuestros corazones.

Haz que nuestros corazones tengan un deseo continuo de ti.

Acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado.

Tú sabes que todos los hombres pecamos.

Por medio de tu Corazón Inmaculado y Materno, haz que seamos sanados de toda enfermedad espiritual.

Haznos capaces de contemplar la bondad de tu Corazón Maternal, a fin de que podamos convertirnos por la llama de tu Corazón.

Amén.